Prólogo

Desde hace más de una década las ventas de discos, en cualquier formato, han decrecido considerablemente, hasta el punto que no se vende ni una tercera parte de lo que se vendía hace quince o veinte años. Una realidad  muy negra para el gran colectivo de artistas, bandas o trabajadores indirectos de la industria musical, que no estaban preparados para el “gigante” Internet.

Sin embargo la persona que compraba habitualmente discos, cd´s o música, en cualquier formato, sigue comprándola, y continúa interesada en últimas novedades discográficas o en completar su colección de discos (esto nunca llega a su fin, lo sé por experiencia propia).

Estas personas son las que “están salvando los muebles”  a los sellos, discografías que aún existen. Son gente entendida con una sensibilidad especial hacia este arte, en el que conviven otros artes dentro de su mismo cobijo. En esto, el vinilo ha cumplido una labor  extremadamente importante.

Todos nos dimos cuenta hace muchos años que el mejor formato para escuchar música, que no oírla, es el vinilo, por todos los componentes  que posee.

A los que me dirijo conocerán lo que es hacer el ritual de ponerse un disco en nuestro salón de casa o nuestro estudio, sobran las palabras. Las portadas o carpetas de los discos, eran de por sí obras de arte, trabajos exclusivos de grandes pintores o fotógrafos entendidos como otra parte del arte que componía un disco. Con la llegada del cd, fue imposible apreciar tal cosa (sabemos que todo fue un negocio para volver a reeditar todos los catálogos sin invertir nada. El cd no fue tal invento que cambiaria nuestras vidas).

tocadiscos

Por supuesto, la literatura, en este caso las letras de las canciones, era y es, otra forma de arte; se podían leer  perfectamente, sin forzar la mirada delante de un libreto minúsculo. Además de los inserts o libretos, conocías los créditos de cada disco, una información adicional que aprendíamos porque era lo único que íbamos a poder conocer sobre aquel grupo o artista en aquellos años que  Internet era una utopía.

Era el ritual acompañado de liturgia y atrezzo, porque era y es nuestro momento especial. Aunque a decir verdad pueden existir muchos mas motivos.

Con todo ello, el vinilo ha vuelto a vender después de mas de una década olvidado.Unas cifras considerables, siendo de nuevo el formato musical que mas ha crecido en ventas.

Estas personas, amantes del vinilo, aún existimos, y mi prioridad es acercaros un poco de todo, siempre referido a la música en general y en especial a la que podamos disfrutar en vinilo.

Mi nombre es David Climent, y este va a ser un Blog dedicado a la Música y al Vinilo.

foto perfil

Anuncios

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. SERGIO G. dice:

    Crack! Ya iba siendo hora de que arrancaras algo de este tipo… A ver si tiene repercusión te colocamos en la radio!! Un abrazo tete

    Le gusta a 1 persona

  2. David Climent dice:

    Muchas gracias Sergio. Creo que puede ser una aventura divertida y fascinante. Poco a poco iremos llenando páginas y páginas de buena música. Un abrazo

    Me gusta

  3. Airen Maiden dice:

    Adelante!!!! hacía tiempo que el vinilo te estaba esperando…más vale tarde que nunca!!

    Le gusta a 1 persona

  4. David Climent dice:

    Nunca es tarde si la dicha es buena, y aquí se va a hablar de música muy buena. Muchas gracias.

    Me gusta

  5. Ramon Climent dice:

    Es grandioso lo que has hecho!!!!!!.. este grupo nos marco a los 3 brothers

    Le gusta a 1 persona

    1. David Climent dice:

      a unos más que otros eh!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s